El uso del protocolo de las 5 y de las 3As

El protocolo de las 5 As para dejar de fumar es el enfoque de intervención breve aceptado internacionalmente para los consumidores de tabaco. El protocolo de las 3As ofrece un formato condensado para tal intervención. Un consejo breve en el entorno de la atención primaria puede aumentar el abandono del hábito de fumar entre un 1-3%.

Antes de debatir las etapas de las 5As y 3As, es importante comprender que los diferentes países tienen diferentes protocolos para implementar el abandono del hábito de fumar, y se basan en la orientación del Artículo 14 de la OMS en el Convenio Marco para el Control del Tabaco.

Pautas de la OMS

Artículo 14 (OMS 2003)

Medidas de reducción de la demanda relacionadas con la dependencia y el abandono del tabaco.

1. Cada Parte desarrollará y difundirá directrices apropiadas, integrales e integradas basadas en evidencia científica y mejores prácticas, teniendo en cuenta las circunstancias y prioridades nacionales, y tomarán medidas efectivas para promover el cese del consumo de tabaco y un tratamiento adecuado para la dependencia del tabaco.

2. Con este fin, cada Parte se esforzará por:

a) diseñar e implementar programas efectivos dirigidos a promover el cese del consumo de tabaco, en lugares como instituciones educativas, instalaciones de atención médica, lugares de trabajo y entornos deportivos;

b) incluir el diagnóstico, tratamiento y las Unidades especializadas en Tabaquismo dentro de los programas, planes y estrategias nacionales de salud y educación, con la participación de profesionales sanitarios, trabajadores comunitarios y trabajadores sociales según corresponda;

c) establecer en los centros de atención sanitaria y centros de rehabilitación programas para diagnosticar, aconsejar, prevenir y tratar la dependencia del tabaco; y;

d) colaborar con otras Partes para facilitar el acceso y la asequibilidad para el tratamiento de la dependencia del tabaco, incluidos los productos farmacéuticos de conformidad con el Artículo 22. Dichos productos y sus componentes pueden incluir medicamentos, productos utilizados para administrar medicamentos y diagnósticos cuando sea apropiado.

Estas directrices pueden ser resumidas por las “5 As”(en inglés):

  • Ask: Preguntar y registrar su estatus de fumador.
  • Advise: Aconseja sobre el beneficio de dejar de fumar de un modo personalizado y apropiado
  • Assess: Evalúa la motivación (utilizando el modelo de etapas de cambio)
  • Assist: Ayuda en el proceso
  • Arrange: Acuerda un seguimiento

El asesoramiento por parte de los profesionales sanitario no tiene por qué centrarse en los pormenores de la deshabituación y sólo requiere 3 minutos. Si bien el conocimiento de las modalidades de tratamiento para dar lugar a la cesación es útil, en última instancia, los servicios especializados para dejar de fumar podrán debatir adecuadamente cualquier problema potencial con el individuo.

 

El Protocolo de las 3As

Para los profesionales que realmente no tienen tiempo, el protocolo de las 3 As puede ser aceptable. Este se puede resumir de la siguiente manera:

  • Ask: Pregunta y registra el estatus del fumador
  • Advise: Aconseja sobre el beneficio de dejar de fumar
  • Act: Actúa en base a la respuesta del paciente

Este consejo breve se puede realizar en menos de un minuto. Existe una ausencia de evidencia concluyente que demuestre la eficacia de la intervención de la 5As sobre la intervención de las 3As, lo que significa que cualquiera de las intervenciones es aceptable.

En un entorno sanitario saturado, el enfoque de las 3As es por lo tanto una intervención breve completamente aceptable.

Diagrama de flujo que describe una conversación utilizando el protocolo de las 3 As:

El proceso de abandono centrado en el paciente

Es importante mantener al paciente como el centro de cualquier intento de abandono. Por lo tanto, debemos asegurarnos de que el profesional mantiene su enfoque direccionado hacia las respuestas del paciente.

Por ejemplo, si el paciente fuma y no desea parar ahora, el profesional sanitario debe seguir siendo imparcial. Esto permite que el paciente planifique sus acciones. Si el paciente es positivo en su respuesta, recomendamos que se continúe con el enfoque de las “3 As”.

Es más fácil implementar las “3As” en el entorno de atención médica con un ritmo rápido.

Los profesionales sanitarios, por lo tanto, deberían actuar de manera apropiada cuando hablen sobre dejar de fumar con un individuo adicto.

En última instancia, la persona puede tomar la decisión de ponerse en contacto con las Unidades Especializadas. Se ha demostrado que la autorreferencia está vinculada a un mayor éxito en la cesación.

 

Bibliografía y lectura recomendable
AL-Doghether MH. The Behavioural Interventions for Smoking Cessation. Asia Pacific Family Medicine. 2004 Jan 1;3(1-2):19-28.
Aveyard P. Keeping Smoking-Cessation Interventions Brief and Effective. Smoking Cessation Rounds. 2009;3(2).
Dawson GM, Noller JM, Skinner JC. Models of smoking cessation brief interventions in oral health. New South Wales public health bulletin. 2014 Jan 22;24(3):131-4.
Geneva, WHO. 2003. Framework convention on tobacco control. Available at: http://www.who.int/tobacco/framework/WHO_FCTC_english.pdf, accessed on Feb 14 2017
Gordon JS, Andrews JA, Crews KM, Payne TJ, Severson HH. The 5A’s vs 3A’s plus proactive quitline referral in private practice dental offices: preliminary results. Tobacco control. 2007 Aug 1;16(4):285-8.
McLeod D, Cornford E, Pullon S, de Silva K, Simpson C. Can Quit Practice: a comprehensive smoking cessation programme for the general practice team. The New Zealand Medical Journal (Online). 2005 Apr 15;118(1213).
Solberg LI, Kottke TE, Majeskie MR, Fiore MC, Baker TB. Patient perceptions: an important contributor to how physicians approach tobacco cessation. Tobacco control. 1998 Dec 1;7(4):421-3.
Photos
Question by Noelia. Available at https://www.flickr.com/photos/noeliabadillo/5545228214/in/photolist-9s1Ka1-afsoif-afpA84-asZokq-nX5GD-7bMUh3-jCR8bu-9XLKwe-5sWuny-7D1qMf-aoXtV-83Ako-cEWAkA-LmY5o-5G3KM-7CdjQ1-acVh1Z-4NCSef-9kX1eV-ahcPcQ-ukStnt-5DAUqj-24VHAL-8YaFEb-4nSWjf-apvTVA-9ksuae-RjyhqG-7yxzv4-eWrbm-9kstWR-7JK81m-afaffH-4NyCNc-dtxozY-5U8U2u-dtxokY-5ejEfU-CQ9xq-eEStnj-HpsZZ-egLaMo-bnCSSc-pQ19Vh-4d5HvK-XLaRW-c6o6vL-7KGEEp-7ME8ae-2UuhRG Licensed under CC BY-NC-ND 2.0
Quit by Joao Brizzi. Available at https://www.flickr.com/photos/joaobrizzi/8748825937/in/photolist-ek729v-dzs8vh-dznTDp-dzoRR8-dznQUn-dzuH4Q-dzthTw-dzowwx-dzurzG-dzni8V-dzuAgJ-dzsN6j-dztees-dzu1Z9-dzo82n-9YZRSq-dzpcLH-dzsJ43-dznZiR-dznS2M-dzth9u-dzo5EP-dznhsr-dB9wM1-dznRQg-dzumDh-dzuAsf-dzthsL-dzunQu-dzuPWj-dRrV9G-5vPicQ-7FQYV2-7qKFNn-7LaDqL-TyyPgR-5R7K6w-4ozN3D-dztfF3-dzundd-dzut97-dzowre-dzp4sr-dznRqv-dzp2up-dzp64X-dzteMG-dzttF7-dznTVc-dzs9Lf Licensed under CC BY-SA 2.0

¿SABÍAS QUE…?

Los usuarios de tabaco sin humo están expuestos a mayores cantidades de nitrosaminas específicas del tabaco, moléculas reconocidas como cancerígenas.