Ayudas para dejar de fumar

En Europa, el 29% de los individuos se identifican como fumadores. Sin embargo, existe una amplia distribución geográfica y en algunos países como Grecia el 40% de los adultos fuman regularmente, esta frecuencia es alarmantemente alta.

INTRODUCCIÓN

El tabaco inhalado y el de mascar están directamente relacionados con 650.000 muertes cada año en Europa, lo que representa aproximadamente el 14% de todas las muertes.El tabaco inhalado y el de mascar están directamente relacionados con 650.000 muertes cada año en Europa, lo que representa aproximadamente el 14% de todas las muertes.

Las personas tienen diferentes necesidades cuando intentan dejar de fumar, y algunas requieren un apoyo interpersonal intensivo, farmacoterapia de apoyo y otras intervenciones que le ayuden a luchar contra los síntomas de la abstinencia. Los síntomas de abstinencia física pueden ser minimizados a través de la terapia de reemplazo de nicotina (TRN).

Existen otros medicamentos que se pueden usar junto con TRN para ayudar a mantener la cesación en individuos motivados.

Ejemplos de estos incluyen el Buproprion, la Vareniclina, la Clonidina y la Nortriptilina que deben ser prescritos por Unidades especializadas en tabaquismo o profesionales médicos autorizados. Las Unidades especializadas en tabaquismo ofrecen asesoramiento de forma individual, en grupo, por correo o telefónicamente.Los estudios demuestran que la tasa de fumadores que tienen éxito en dejar de fumar por su cuenta es de aproximadamente del 2-4%. 

Para aquellos que reciben asesoramiento junto con la farmacoterapia, estas tasas pueden aumentar a 15-20%.

 

Unidades especializadas en tabaquismo

La comunicación efectiva durante el abandono del hábito de fumar es una de las facetas más importantes para fomentar la reducción de potenciales comportamientos dañinos.

Pueden utilizarse diversas modalidades de comunicación durante las intervenciones para la cesación tabáquica: presentaciones didácticas, demostración en video, ejercicios prácticos y estudios de casos en sesiones individuales y de grupo. También se ha demostrado que las intervenciones vía líneas de teléfono son beneficiosas en comparación con un enfoque de auto-abandono, y se demuestra que otras tecnologías también tienen beneficios.

Intervención Psicológica Individual

Implica citas “cara a cara” con un terapeuta capacitado para proporcionar intervenciones para el abandono del hábito tabáquico. La intervención puede variar en intensidad, sin embargo, no hay evidencia de que una intervención más intensa incremente el éxito del cese. La entrevista motivacional es una parte integral de este enfoque y está centrada en el paciente.

El enfoque individual tiende a incluir sesiones durante varias semanas, siendo que cuanto mayor el número y la duración de las sesiones, más eficaz la intervención.

Intervención Psicológica en Grupo

Se ha demostrado su utilidad para el abandono del tabaco en comparación con otras intervenciones menos invasivas, sin embargo, no se ha demostrado que sea mejor o peor que el asesoramiento individual (Stead 2001). Las intervenciones grupales pueden incluir entrenamiento de habilidades, componentes para manejo del humor y la manipulación de la dinámica de grupo (Stead 2005). La terapia de grupo permite la interacción y el apoyo entre los usuarios y se combina a menudo con la TRN.

Asesoramiento telefónico y de apoyo tecnológico

El asesoramiento telefónico de apoyo parece ser dependiente de la dosis, con el aumento de la intervención telefónica aumenta las posibilidades de éxito del abandono. Estas líneas telefónicas pueden ofrecer información, mensajes grabados o asesoramiento personal. La intervención telefónica es útil para los fumadores que desean dejar de fumar y para las personas que acaban de dejar de fumar. También proporciona intervención para individuos que pueden no tener suficiente tiempo o recursos para asistir a sesiones grupales o individuales en las Unidades Especializadas en Tabaquismo. También se ha demostrado que el uso de las nuevas tecnologías de la información (TICs) como las aplicaciones’ para teléfonos teléfonos móviles tienen su utilidad.

Terapia de reemplazo de nicotina (TRN)

Se ha demostrado que las distintas formas de terapia de reemplazo de nicotina son beneficiosas para dejar de fumar a largo plazo, casi duplicando las tasas de abandono. Las TRN pueden administrarse en forma de chicles, pastillas para chupar, parches cutáneos, inhaladores o aerosoles nasales y orales. Es un componente frecuente utilizado en las estrategias para el abandono del tabaco, ya que reduce los efectos fisiológicos de la cesación, proporcionando nicotina para reducir los efectos de la abstinencia.

Tabla mostrando los pros y contras de diferentes presentaciones de la TRN

Producto

Pros

Contras

Inhaladores

– Ayuda desde el punto de vista psicológico

– Es más efectivo que el chicle

– Dosis flexible

– Absorción rápida de nicotina

– Refuerza la adicción psicológica del acto de fumar, lo que puede resultar perjudicial

– Caro

– No es discreto

– Puede irritar nariz y garganta

– No puede utilizarse antes de comer o beber, ya que su eficacia disminuye

 

Spray oral

– Dosis flexible

– Más efectivo que el chicle

– Absorción rápida de nicotina

– Su sabor no es demasiado agradable

– El  spray debe mantenerse en la boca, dificultando hablar mientras se usa

– Puede irritar nariz y garganta

– No puede utilizarse antes de comer o beber, ya que su eficacia disminuye

Chicle

– Dosis más flexible que los parches

– Distrae del deseo de fumar

– Discreto. Podría tratarse de un chcle normal

– El formato de goma  podría suponer su “almacenamiento” en la mucosa vestibular en lugar de ser masticado

– Puede usarse con demasiada frecuencia para mantener los niveles de nicotina

– No puede utilizarse antes de comer o beber, ya que su eficacia disminuye

Pastillas

– Fácil utilización

– Dosis flexible

– Libera más nicotina que el chicle

– No se pueden masticar ni tragar

– Puede producir náuseas

Spray nasal

– Dosis flexible

– Más efectivo que el chicle

– Absorción rápida de nicotina

– La administración de alimentos o bebidas no interfiere en su absorción

– Puede ocasionar irritación nasal y ocular

– Puede usarse con demasiada frecuencia para mantener los niveles de nicotina

Parches dérmicos

– Fácil uso

– Barato

– Sólo una aplicación diaria

– Pocos efectos adversos

– Discreto

– Dosis no flexible

– La disponibilidad de nicotina puede ser baja

– Mayor probabilidad de recaída

Cabe señalar que los chicles y los parches no proporcionan el reemplazo del 100% de la nicotina, lo que significa que las combinaciones de diferentes TRN pueden ayudar a los fumadores intensos, por ejemplo, la de los chicles y los parches utilizados de forma conjunta. Podemos utilizar la siguiente tabla para evaluar la dependencia de la nicotina en los pacientes:

Adaptación de Heatherton del test de Fagerstrom sobre la adicción a la nicotina.

A continuación, se presenta una tabla para mostrar las dosis sugeridas de las terapias de reemplazo de nicotina basadas en la evaluación del nivel de dependencia mostrado anteriormente.  La siguiente tabla sólo debe utilizarse como una sugerencia, debiéndose identificar las directrices locales si fuera necesario.

Dosis sugeridas de TRN, adaptados desde el departamento de salud del gobierno de Australia occidental: 

 

Nivel de dependencia

Dosis TRN

Combinación de terapias

Alto

Parches: 21 mg/24hr o 15mg/16hr Inhaladores: 6-12 cartuchos/día Pastillas: 4 mg cada 1-2horas.*

Chicles: 4 mg cada 1-2horas. Deberían ser masticados luego ” posicionados” en la mejilla.*

Parches: 21 mg/24hr o 15mg/16hr

Y

Pastillas/Chicles: 2 mg cada 1-2 horas**

Moderado

Parches: 21 mg/24hr o 15mg/16hr Inhaladores: 6-12 cartuchos/día Pastillas: 4 mg cada 1-2horas.*

Chicles: 4 mg cada 1-2horas. Deberían ser masticados luego ” posicionados” en la mejilla.*

Parches: 21 mg/24hr o 15mg/16hr

Y

Pastillas/Chicles: 2 mg cada 1-2 horas**

Bajo o moderado

Parches: 14 mg/24hr o 10mg/16hr Inhaladores: 6-12 cartuchos/día Pastillas: 2 mg cada 1-2 horas.*

Chicles: 2 mg cada 1-2 horas. Deberían ser masticados luego ” posicionados” en la mejilla.*

Parches: 14 mg/24hr o 10mg/16hr

Y

Pastillas/Chicles: 2 mg cada 4-6 horas**

Bajo

Podría no requirir TRN, pero si presentan síntomas de recaída:

Parches: 7 mg/24hr o 5mg/16hr

Pastillas: 2 mg cada 4-6 horas.*

Chicles: 2 mg cada 4-6 horas. Deberían ser masticados luego ” posicionados” en la mejilla.*

 

Farmacoterapia (Vareniclina, Bupropion, Clonidina y Nortriptilina)

vareniclina

La vareniclina (Champix ®) es el fármaco sistémico de primera elección para ayudar a dejar de fumar, actuando como un agonista parcial de los receptores de la nicotina (Gibbons 2013). Parte de su mecanismo de acción consiste en el bloqueo de los receptores cerebrales de la nicotina, desapareciendo así la sensación placentera experimentada tras fumar un cigarrillo (Coe 2005). Los usuarios de este fármaco tienen entre 2 y 3 veces más posibilidades de abandonar con éxito el hábito tabáquico que los que lo interrumpen sin ayuda (Cahill 2012). En combinación con parches de nicotina, aumenta la tasa de éxito, aunque los resultados son poco evaluables al solaparse ambos mecanismos de acción (Chang 2015). Como cualquier medicamento de administración oral, puede producir efectos secundarios, como náuseas (33.5% casos) (Tonstad 2006); trastornos neuropsiquiátricos como depresión o comportamientos suicidas, aunque poco frecuentemente (Thomas 2015) y, en menor medida, otros problemas neurológicos como pesadillas o trastornos del sueño (McKee 2009). Todos estos efectos adversos están bien documentados en la literatura y generalmente son bien tolerados por los pacientes (Wang 2009)

Bupropion

El bupropion es otro fármaco sistémico de primera línea en la deshabituación tabáquica, actúa inhibiendo la recaptación de dopamina disminuyendo la sintomatología de deprivación al prolongarse la permanencia de este neurotransmisor en las vesículas sinápticas (Warner 2005), lo que incrementa en un 20% la probabilidad de éxito en el abandono del hábito (Wilkes 2008), y esta probabilidad es mayor en combinación con NRT (Jorenby 1999). También produce algunos efectos indeseables, bien tolerados, como náuseas, vómitos o mareo (Boshier 2006) y otros más raros como convulsiones (0.1%) que ha sido declarado por la empresa farmacéutica GlaxoSmithKline (2006). Tanto la vareniclina como el bupropion han demostrado la misma tasa de éxito tras 2 años de haber dejado de fumar (Gonzales 2006).

 

 

En relación con los dos tratamientos de farmacoterapia de primera línea, ambos tienen aproximadamente la misma cantidad de éxito en la cesación satisfactoria después de 2 años, aunque la Vareniclina parece un poco más eficaz a corto plazo.

 

Clonidina y Nortiptilina

La clonidina y la nortriptilina se consideran fármacos de 2ª línea para la deshabituación tabáquica, empleándose únicamente cuando han fracasado o están contraindicadas las 2 anteriores. Han demostrado una efectividad similar a los fármacos de primera línea pero presentan un mayor número de efectos adversos. De forma aislada, la clonidina duplica las posibilidades de éxito, mientras que la nortriptilina las triplica. La clonidina y la nortriptilina se consideran fármacos de 2ª línea para la deshabituación tabáquica, empleándose únicamente cuando han fracasado o están contraindicadas las 2 anteriores. Han demostrado una efectividad similar a los fármacos de primera línea pero presentan un mayor número de efectos adversos. De forma aislada, la clonidina duplica las posibilidades de éxito, mientras que la nortriptilina las triplica. 

Los efectos secundarios son comunes en los usuarios e incluyen:

  • Clonidina: hipotensión y somnolencia
  • Nortriptilina: sedación, náuseas, sequedad de boca, estreñimiento y retención urinaria.

¿LO SABÍAS?

Cada año, 3.000 no fumadores mueren por un cáncer de pulmón causado y más de 33.000 no fumadores mueren por enfermedades cardiovasculares relacionadas a la inhalación pasiva del tabaco.

Bibliografía y lectura adicional
Adelman WP. Nicotine replacement therapy for teenagers: about time or a waste of time? Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine. 2004;158(3):205–206
An LC, Partin M, Zhu SH, Arikian NJ, Nelson DB, Nugent SM, et al.Delivery of bupropion SR as part of a telephone counseling intervention for veteran smokers (POS1-040). Society for Research on Nicotine and Tobacco 10th Annual Meeting February 18-21, Phoenix, Arizona. 2004.
Bolliger CT, Zellweger JP, Danielsson T, van Biljon X, Robidou A, Westin Å, Perruchoud AP, Säwe U. Smoking reduction with oral nicotine inhalers: double blind, randomised clinical trial of efficacy and safety. Bmj. 2000 Aug 5;321(7257):329-33.
Boshier A, Wilton LV, Shakir SA. Evaluation of the safety of bupropion (Zyban) for smoking cessation from experience gained in general practice use in England in 2000. European journal of clinical pharmacology. 2003 Dec 1;59(10):767-73.
Britton J. Smoking cessation services: use them or lose them. Thorax 2004;59:548-9.
Brown J, Beard E, Kotz D, Michie S, West R. Real‐world effectiveness of e‐cigarettes when used to aid smoking cessation: a cross‐sectional population study. Addiction. 2014 Sep 1;109(9):1531-40.
Bullen C, Howe C, Laugesen M, McRobbie H, Parag V, Williman J, Walker N. Electronic cigarettes for smoking cessation: a randomised controlled trial. The Lancet. 2013 Nov 22;382(9905):1629-37.
Cahill K, Stead LF, Lancaster T, Polonio IB. Nicotine receptor partial agonists for smoking cessation. Sao Paulo Medical Journal. 2012;130(5):346-7.
Cahn Z, Siegel M. Electronic cigarettes as a harm reduction strategy for tobacco control: a step forward or a repeat of past mistakes?. Journal of public health policy. 2011 Feb 1;32(1):16-31.
Chang PH, Chiang CH, Ho WC, Wu PZ, Tsai JS, Guo FR. Combination therapy of varenicline with nicotine replacement therapy is better than varenicline alone: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. BMC public health. 2015 Jul 22;15(1):1.
Coe JW, Brooks PR, Vetelino MG, Wirtz MC, Arnold EP, Huang J, et al. Varenicline: an alpha4beta2 nAChR nicotinic receptor partial agonist for smoking cessation. Journal of Medicinal Chemistry 2005;48:3474–7.
Corelli RL, Hudmon KS. Medications for smoking cessation. Western journal of medicine. 2002 Mar;176(2):131.
Dale LC, Hurt RD, Offord KP, Lawson GM, Croghan IT, Schroeder DR. High-dose nicotine patch therapy – percentage of re- placement and smoking cessation. JAMA 1995;274:1353–8. [Med- Line: 1996042061].
DI Tool. Nicotine replacement therapy. http://jeffersonhospital.adam.com/content.aspx?productId=117&pid=1&gid=007438 (accessed 6/10/16).
Doll R, Peto R, Boreham J, Sutherland I. Mortality in relation to smoking: 50 years observations on male British doctors. BMJ 2004, 328: 1519
Etter JF, Bullen C. Electronic cigarette: users profile, utilization, satisfaction and perceived efficacy. Addiction. 2011 Nov 1;106(11):2017-28.
Ferguson J, Bauld L, Chesterman J, Judge K. The English smoking treatment services: one-year outcomes. Addiction 2005. 100 Suppl 2:59–69.
Fiore MC, Bailey WC, Cohen SJ, et al. Treating Tobacco Use and Dependence. Clinical Practice Guideline. Rockville, MD: Public Health Service; 2000
Fiore MC, Bailey WC, Cohen SJ, et al.Treating Tobacco Use and Dependence. A Clinical Practice Guideline. AHRQ publication No. 00-0032. Rockville, MD: US Dept of Health and Human Services, 2000
Fiore MC, Jaén CR, Baker TB, et al.Treating Tobacco Use and Dependence: 2008 Update. Clinical Practice Guideline. Rockville, MD: U.S. Department of Health and Human Services. Public Health Service, May 2008.
Fiore MC, Jorenby DE, Baker TB, Kenford SL. Tobacco dependence and the nicotine patch. Clinical guidelines for effective use. JAMA 1992;268:2687–94. [MedLine: 93059914].
Gibbons RD, Mann JJ. Varenicline, smoking cessation, and neuropsychiatric adverse events. American Journal of Psychiatry. 2013 Dec 1.
Gibbons RD, Mann JJ. Varenicline, smoking cessation, and neuropsychiatric adverse events. American Journal of Psychiatry. 2013 Dec 1.
GlaxoSmithKline Zyban (bupropion hydrochloride) Sustained Release Tablets. Product Information. 2006. Accessed 10 October 2016 URL: http://us.gsk.com/product/assets/us_zyban.pdf.
Goniewicz ML, Knysak J, Gawron M, Kosmider L, Sobczak A, Kurek J, Prokopowicz A, Jablonska-Czapla M, Rosik-Dulewska C, Havel C, Jacob P. Levels of selected carcinogens and toxicants in vapour from electronic cigarettes. Tobacco control. 2014 Mar 1;23(2):133-9.
Gonzales D, Rennard SI, Nides M, et al. Varenicline, an alpha4beta2 nicotinic acetylcholine receptor partial agonist, vs sustained-release bupropion and placebo for smoking cessation: a randomized controlled trial. JAMA. 2006;296:47–55.
Gourlay SG, McNeil JJ. Antismoking products. Medical Journal of Australia 1990;153:699–707.
Hajek P, Etter JF, Benowitz N, Eissenberg T, McRobbie H. Electronic cigarettes: review of use, content, safety, effects on smokers and potential for harm and benefit. Addiction. 2014 Nov 1;109(11):1801-10.
Hartmann-Boyce J, McRobbie H, Bullen C, Begh R, Stead LF, Hajek P. Electronic cigarettes for smoking cessation. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 9. Art. No.: CD010216. DOI: 10.1002/14651858.CD010216.pub3
Henningfield JE, Radzius A, Cone EJ. Estimation of available nicotine content of six smokeless tobacco products. Tobacco Control. 1995 Mar;4(1):57.
Hiscock R, Bauld L. Stop smoking services and health inequalities. London: National Centre for Smoking Cessation and Training. 2013.
Hollis JF, Lichtenstein E, Vogt TM, Stevens VJ, Biglan A. Nurse-assisted counseling for smokers in primary care. Annals of Internal Medicine 1993;118:521–5.
Hughes JR, Goldstein MG, Hurt RD, Shiffman S. Recent advances in the pharmacotherapy of smoking. JAMA. 1999;281: 72–6.
Hughes JR, Keely J, Naud S. Shape of the relapse curve and long-term abstinence among untreated smokers. Addiction. 2004;99, 29–38.
Hughes JR. Motivating and helping smokers to stop smoking. Journal of general internal medicine. 2003 Dec 1;18(12):1053-7.
Jorenby DE, Leischow SJ, Nides MA, et al. A controlled trial of sustained-release bupropion, a nicotine patch, or both for smoking cessation. N Engl J Med. 1999;340: 685–91.
Kralikova E, Kozak JT, Rasmussen T, Gustavsson G, Le Houezec J. Smoking cessation or reduction with nicotine replacement therapy: a placebo-controlled double blind trial with nicotine gum and inhaler. BMC Public Health. 2009 Nov 27;9(1):1.
Lader D , Meltzer H. Smoking related behaviour and attitudes, 2002. London: Office for National Statistics, 2003.
Lancaster T, Stead LF. Individual behavioural counselling for smoking cessation. The Cochrane Library. 2005 Jan 1.
Lancaster T, Stead LF. Self-help interventions for smoking cessation. In: The Cochrane Database of Systematic Reviews, 3, 2005.
Lunell E, Molander L, Ekberg K, Wahren J. Site of nicotine absorption from a vapour inhaler–comparison with cigarette smoking. European journal of clinical pharmacology. 2000 Jan 1;55(10):737-41.
Molyneux A, Lewis S, Leivers U, Anderton A, Antoniak M, Brackenridge A, Nilsson F, McNeill A, West R, Moxham J, Britton J. Clinical trial comparing nicotine replacement therapy (NRT) plus brief counselling, brief counselling alone, and minimal intervention on smoking cessation in hospital inpatients. Thorax. 2003 Jun 1;58(6):484-8.
Molyneux A. Nicotine replacement therapy. Bmj. 2004 Feb 19;328(7437):454-6.
Puska P, Korhonen HJ, Vartiainen E, Urjanheimo EL, Gustavsson G, Westin A. Combined use of nicotine patch and gum compared with gum alone in smoking cessation: a clinical trial in North Karelia. Tobacco Control 1995;4:231–5.
Rubinstein ML, Benowitz NL, Auerback GM, Moscicki AB. A randomized trial of nicotine nasal spray in adolescent smokers. Pediatrics. 2008 Sep 1;122(3):e595-600.
Santus GC, inventor; Pharmacia Ab, assignee. Nicotine lozenge and therapeutic method for smoking cessation. United States patent US 5,549,906. 1996 Aug 27.
Schneider NG, Olmstead RE, Franzon MA, Lunell E. The nicotine inhaler. Clinical pharmacokinetics. 2001 Sep 1;40(9):661-84.
Shepherd G. Adverse effects associated with extra doses of bupropion. Pharmacotherapy. 2005;25:1378–82.
Stapleton JA, Russell MA, Feyerabend C, Wiseman SM, Gustavsson G, Sawe U, Wiseman D. Dose effects and predictors of outcome in a randomized trial of transdermal nicotine patches in general practice. Addiction. 1995 Jan 1;90(1):31-42.
Stapleton JA, Sutherland G. Treating heavy smokers in primary care with the nicotine nasal spray: randomized placebo‐controlled trial. Addiction. 2011 Apr 1;106(4):824-32.
Stead LF, Lancaster T. Group behaviour therapy programmes for smoking cessation. Cochrane Database Syst Rev. 2005 Apr 18;2(2).
Stead LF, Perera T, Lancaster T. Telephone counselling for smoking cessation. Cochrane Database of Systematic Reviews 2006, Issue 3. [DOI: 10.1002/14651858.CD002850.pub2]
Steinberg MB, Zimmermann MH, Delnevo CD, Lewis MJ, Shukla P, Coups EJ, Foulds J. E-cigarette versus nicotine inhaler: comparing the perceptions and experiences of inhaled nicotine devices. Journal of general internal medicine. 2014 Nov 1;29(11):1444-50.
Thomas KH, Martin RM, Knipe DW, Higgins JP, Gunnell D. Risk of neuropsychiatric adverse events associated with varenicline: systematic review and meta-analysis. bmj. 2015 Mar 12;350:h1109.
Tonstad S, Tønnesen P, Hajek P, Williams KE, Billing CB, Reeves KR. Effect of maintenance therapy with varenicline on smoking cessation: a randomized controlled trial. JAMA 2006;296(1):64–71.
Vansickel AR, Eissenberg T. Electronic cigarettes: effective nico- tine delivery after acute administration. Nicotine Tob Res. 2013;15: 267–270.
Wang C, Xiao D, Chan KP, Pothirat C, Garza D, Davies S. Varenicline for smoking cessation: A placebo‐controlled, randomized study. Respirology. 2009 Apr 1;14(3):384-92.
Warner C, Shoaib M. How does bupropion work as a smoking cessation aid?. Addiction biology. 2005 Sep 1;10(3):219-31.
Wenig JR, Erfurt L, Kröger CB, Nowak D. Smoking cessation in groups—who benefits in the long term?. Health education research. 2013 Oct 1;28(5):869-78.
West R, May S, West M, Croghan E, McEwen A. Performance of English stop smoking services in first 10 years: analysis of service monitoring data. BMJ. 2013 Aug 20;347.
West R, McNeill A, Raw M. National smoking cessation guidelines for health professionals: an update. Thorax. 2000;55:987–999.
WHO: WHO Study Group on Tobacco Product regulation. Report on the scientific basis of tobacco product regulation: third report of a WHO study group. WHO Technical Report Series. 2009, Geneva: WHO, 955:
Wilkes S. The use of bupropion SR in cigarette smoking cessation. International journal of chronic obstructive pulmonary disease. 2008 Mar;3(1):45.
Yamin C. K., Bitton A., Bates D. W. E-cigarettes: a rapidly growing Internet phenomenon. Ann Intern Med 2010; 153: 607–9.
Yeh JS, Bullen C, Glantz SA. E-Cigarettes and Smoking Cessation. New England Journal of Medicine. 2016 Jun 2;374(22):2172-4.
Photos
NCQ14 by skywalker++. Available at https://www.flickr.com/photos/pireusplus/440159833/in/photolist-bzKirU-4pfLyy-bNDWzz-9y6g1Z-dadY3i-5QUcjh-6tskZV-9omTFM-6FvTWQ-6RJJiP-7mvBBo-acBguW-2a5p3p-fBusCR-bpF1mc-8ra4nZ-scEhvb-513P4P-3iDh4Y-7SEJHE-9UetT-QU8ToW-5oTEsD-6g3tub-4fHhWa-4fHhMB-4fMhQ9-4fHhDe-4fHhPX-4fHhq4-jvCsi-4fHhsT-4fHhRV-55Ut83-4fMhxS-4fHhxk-4fMhmf-4fHhz6-kQ9T9-4fMhKs-EJuDZ-8e4iM-6uHqFc-21rfKe-neCdq-ShSDTE-Ej3f2T-4fMhAo-4fMhgC-ETWbD Licensed under CC BY-NC-ND 2.0
Drugs by Cheryl Nolan. Available at https://www.flickr.com/photos/phoenixdailyphoto/1353083737/in/pool-artofnrt/ Licensed under CC BY-NC 2.0
Support to help smokers quit by Province of British Columbia. Available at https://www.flickr.com/photos/bcgovphotos/5704123287/in/photolist-iNpH9k-9G488e-9ibb4L-qAYCoR-9G6gxZ-Ej3f2T-DB9SFU-wCsHr7-H1YsXj-vY4gTd-wCzW12-wUkvLq Licensed under CC BY-NC-ND 2.0